Sáb. Oct 16th, 2021
la genialidad 2

Mientras vivía en Arles, en 1888 a Van Gogh se le ocurrió pintar el lugar donde
residía. Primero envió a su hermano Theo un boceto de la obra en la que estaba
trabajando y después hizo lo mismo con su amigo Paul Gauguin. Incluso en una de
sus cartas explicaba la importancia del color en esta nueva obra. De hecho, tras
salir del hospital en 1889 escribió sobre esta obra: “cuando vi mis lienzos de
nuevo después de mi enfermedad, el que me pareció mejor fue ‘La habitación’.